Educación Ambiental y Participación Ciudadana

La participación ciudadana y la educación ambiental están tomando cada vez mayor importancia, no sólo en la conservación de los recursos naturales, culturales y paisajísticos de los entornos locales, sino también en las estrategias para la resolución de los conflictos ambientales. Tanto es así, que ya se han convertido en unas herramientas de gestión más en las distintas fases de los proyectos de  planificación territorial y restauración de ecosistemas.

Educación Ambiental

Una adecuada gestión del medio ambiente y la mejora de un entorno degradado a restaurar requiere la implicación y toma de conciencia de todos los agentes sociales interesados, independientemente de su nivel de afectación: ayuntamiento y administración regional, escuelas, hospitales, asociaciones de vecinos, comerciantes, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, cooperativas, colegios profesionales, medios de prensa, federaciones, etc.

En este aspecto, es la educación ambiental la encargada de impulsar la participación y promover la voluntad de actuar de los distintos agentes a la hora de identificar los problemas ambientales de cada población y la elaboración conjunta de soluciones.

educación ambiental

Tener conocimiento de la realidad económica, cultural, social y ecológica de la región e incorporar la participación ciudadana y la educación ambiental en el planeamiento y desarrollo de los proyectos de restauración permite una serie de ventajas:

  • Garantiza un sentido de propiedad sobre el proyecto por parte de los ciudadanos, favoreciendo su seguimiento y su colaboración.
  • Permite un acercamiento mayor de las instituciones a la ciudadanía, de forma que las políticas puedan adaptarse mejor a las necesidades y demandas reales de la población.
  • Ayuda a la transparencia de la gestión, mejorando la imagen de los gobernantes.
  • Confiere una mayor capacidad a la hora de llegar a acuerdos y consensos en la definición de problemas y el establecimiento de prioridades.
  • Ofrece más rapidez en la corrección de fallos en el proyecto. Los ciudadanos, una vez superado un proceso de educación ambiental, pueden actuar como instrumentos de control y vigilancia, ya que conocen todos los detalles de los proyectos, pueden detectar fallos e informar de los mismos a los responsables y aportar soluciones a los mismos.
  • Favorece el desarrollo de una mayor concienciación. La educación ambiental es responsable de una ciudadanía mejor informada, que puede actuar de manera más responsable para no seguir deteriorando el medio ambiente y que la restauración ecológica de su entorno pueda perdurar en el tiempo de una forma sostenible.

educación ambiental

En un día tan importante como el de hoy, Día Mundial de la Educación Ambiental, no queríamos dejar pasar la oportunidad de recordar el gran valor que tiene esta disciplina a la hora de promover la participación de todos los agentes sociales  implicados en un proyecto de restauración ecológica, convirtiéndose en una herramienta fundamental para la toma de decisiones de las distintas fases de los proyectos y el éxito de los mismos.

Todo ello, gracias a la potenciación de nuevos enfoques, cambio de valores, comportamientos y estilos de vida sostenibles, traídos de la mano de la educación ambiental.

Más información en www.ae-ea.es

Una sociedad se define no sólo por lo que crea, sino por lo que se niega a destruir” John C. Sawhill de The Nature Conservancy

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *