El niño costero en Perú causa graves daños

El niño costero en Perú no es algo nuevo. Llueve sobre mojado:

El Niño Costero en Perú es un fenómeno climático que provoca intensas lluvias como consecuencia de las altas temperaturas marinas. El mar de Perú se encuentra ahora con 10 grados por encima de lo normal.

Cambios en la temperatura de la costa de Perú. Fuente Ambiental Andina S.A.

Estas lluvias han  generado diversos aludes en la costa del Pacífico con un saldo de 78 muertos (datos de Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) del Perú). Cabe mencionar, que es en esta costa donde vive el 60% de la población peruana, por lo que se puede decir que más de la mitad del país esta afectado por el Niño Costero en Perú.

Mientras en la capital, los barrios más humildes y periféricos  tuvieron que soportar avalanchas de lodo y piedras, los demás sufrieron constantes recortes de agua, que empezaba a desesperar a los limeños. Todo ello sin contar la subida de los precios de los alimentos, como el limón, las patatas  y el aceite.

Los ríos Rimac, Huaycoloro y Chillón se desbordaron inundando carreteras y llevándose consigo  hogares, que han dejado decenas de damnificados.

Pero es en la zona norte donde se ven las peores consecuencias del Niño Costero en Perú. Sólo en la ciudad de Trujillo, 6 huaicos cayeron en lo que va del año, arrasando su cementerio y dejando mas de 20 mil damnificados.

Otro  de los temores es el surgimiento de epidemias como el dengue o el zika debido a la saturación de los desagües que forman estanques de agua en medio de las calles, los cuales se han tenido que fumigar.

Se suma el oleaje anómalo que ha forzado el cierre de casi 30 puertos en todo el país, medida que se tomó en función de la información recibida por la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú.

Dinámica del clima: 

Ya en 1982 y 1998, años en los que ocurrieron los peores fenómenos del Niño Costero en Perú, se tuvo una precipitación de 1649.40 mm y 1172.80 mm respectivamente. Para este 2017, que recién comienza, se ha calculado mas de 550 mm de precipitación. Los expertos indican que hay lugares en que las intensidades de las lluvias son peores que en  los años ya mencionados.

Como sabemos el clima cambia en cada estación por causas naturales pero también cambia según las eras, es decir que el clima va enfriándose o calentándose según se acerca una era glacial o no.

La cuestión ahora no es si el clima cambia o no sino la rapidez con la que lo esta haciendo últimamente.

El Comercio. 18 de Marzo de 1925.

Los factores de origen antropológico están acelerando ese cambio en el clima y son los países en vías de desarrollo los más frágiles ante ese cambio, como podemos ver en Perú. Donde sumado a una falta de planificación a la prevención de los riesgos se están viendo las terribles consecuencias.

En muchos lugares del mundo, los desastres naturales han aumentado no sólo en frecuencia sino también en magnitud, de forma preocupante. En Bangladesh por ejemplo  donde la deforestación y la pobreza agravan la situación ante las inundaciones, en 1991 murieron 139.000 personas. En Nepal por otro lado, han perdido más de la mitad de sus bosques y las lluvias arrasan laderas  del Himalaya , provocando que el lecho de los ríos se eleve sobre los 15 cm cada año.

La historia se repite:

Ya entre los siglos I y VIII floreció un pueblo, excavando canales en medio del desierto para regar sus cultivos y levantaron pirámides de adobe, estos eran los Mochica, pero un drástico cambio climático contribuyó  a su desaparición. Un fenómeno meteorológico conocido como El Niño (una corriente oceánica cálida que limita el afloramiento de las aguas frías proveniente de la corriente de Humboldt, lo que favorece la evaporación del agua del mar, que luego cae en forma de fuertes precipitaciones) generó intensas lluvias que asolaron la región por muchos años. Brotaron enfermedades como la fiebre tifoidea que seguido de ciclos de sequía, generaron hambruna, sembrando la muerte y finalmente la destrucción de esta tenaz cultura.

Las consecuencias tan graves de estas intensas lluvias generadas por el Niño Costero en Perú se deben a tres factores: poca masa vegetal, crecimiento de las ciudades en lugares de riesgo y a la falta de infraestructura de prevención. Todo ello, además de la poca importancia que le han dado las autoridades a la historia… ¿estamos condenados a repetir los mismo errores?

Estos desastres, en Perú deben ser el último aviso para que ese cambio en la conciencia de las personas, desde el mismo poblador hasta la mas alta autoridad, se deban traducir en hechos concretos y planificados para adoptar medidas de regeneración y prevención ambiental.

La importancia de la adaptación al cambio climático

Las consecuencias del cambio climático podrían ser peores para países como Perú si no se trabaja en ello desde ya. Es responsabilidad de los países que contaminan, la prevención de ésta  y la mitigación  del cambio climático, pero es responsabilidad de los países mas vulnerables tomar medidas para evitar que desastres naturales como este, y aún peores,  puedan producir consecuencias lamentables.

“La continuidad de la especie humana sobre la superficie del planeta está indisolublemente ligada a la estabilidad de los ambientes naturales” Fuente: Cases i Associats S.A.